Sin celular hasta nuevo aviso: notas sobre la seguridad en Quito

Por Daniel Navarrete.


Si las frases: “Sin celular hasta próximo aviso, cualquier cosa por Facebook” o “Ayúdame compartiendo, me acaban de robar mi auto”, no te escandalizan. Descuida, no es falta de empatía.


Así como el quiteño promedio, estás siendo parte de un proceso de normalización de la violencia. En un entorno con más incertidumbres que certezas, en donde sus pertenencias son a diario celosamente resguardadas y custodiadas, debido a que no existe en el colectivo social la noción básica de derechos fundamentales a la propiedad privada; los quiteños salen todos los días de sus casas con el temor de no regresar en las mismas condiciones.


La seguridad en la urbe se asume desde la correlación de fuerzas de la Alcaldía y el Gobierno Nacional. Bajo esa premisa, Jorge Yunda Machado, alcalde de la capital, se embandera en el lema “Quito seguro otra vez”, concepto que no queda tan claro si resides en esta ciudad.


Según el Safe Cities Indexpublicado por The Economist. A nivel mundial Quito ocupa el lugar número 50 de un total de 60 ciudades, En este estudio se consideran varios elementos como: Seguridad en infraestructura, personal, digital y de salud.


El estudio evidencia que, en todos los rubros analizados, la capital de Ecuador se encuentra siempre por debajo del promedio. Además, se consideran factores que para este medio pasan desapercibidos como los ciberataques, prevención de desastres naturales o las garantías en cuanto a movilidad de los peatones. En el ámbito más preocupante, la seguridad personal, Quito está aún más abajo ocupando el puesto 54, con lo cual el alcalde puede estar tranquilo porque su plan “Quito seguro otra vez”, lo mantiene por delante de la pacífica Caracas (59), penúltima en este ranking.


Y no, no se trata de dejar de vender alcohol, amurallar la ciudad y empezar una vida de claustro. Pues, aunque parezca utópico, Ámsterdam, una de las ciudades más liberales del mundo cuya aceptación a la marihuana y a la prostitución es mundialmente reconocida, también pregona el lugar número 4 en este conteo.


Por otro lado, Tokyo se posiciona como la ciudad más segura del mundo y sus características principales son: Mayores ingresos per cápita, manejo transparente de la política, tecnología de punta y protección de la información, calidad alimentaria, acceso a servicios básicos, planificación de ciudad y movilidad inteligente. En este sentido, Quito desde una cómoda mediocridad no se estresa pensando en emular lo que sucede al otro lado del mundo, continúa debatiendo si debe o no elegir Reina.


Quizás es eso lo que necesita la ciudad, un remezón como el de octubre para acordarse de preocuparse por su barrio, saludar con el vecino, salir a la terraza y admirar el paisaje maravilloso que esta ciudad entre montañas ofrece. Dejar de lado la banalidad, el quemeimportismo por el espacio público y la normalización de la violencia para de esa forma exigir políticas que salvaguarden la integridad de los ciudadanos. Por qué no soñar en un futuro en donde el término “choro” desaparezca de la cotidianidad y tengas que explicarles a tus hijos qué significa esa palabra

188 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo